opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Pon el toque original con el photocall de bodas

El día de la boda es tan importante que no se puede dejar ningún detalle al azar: todo debe estar cuidado con mimo y atención máxima. Y un detalle que a veces se pasa por alto es el llamado photocall, el lugar donde los asistentes a la boda se hacen fotos de una forma ordenada y coordinada. Suelen ser pequeños sets o escenarios en los que, arropados por una decoración concreta, a veces complementada con textos o con objetos, los invitados posan para las fotos al llegar, o durante el transcurso de la fiesta (incluso se puede aplicar esto, por ejemplo, a photocall cumpleaños).

Las fotos las puede hacer el equipo de fotógrafos que cubra la boda, o también los propios invitados con sus cámaras o teléfonos. En ambos casos, la elección del photocall es muy relevante. Para muchos invitados, será el lugar donde se tomen las fotografías más recordadas de la cita. Además, es muy probable que esas fotos que toman los invitados acaben rápidamente en las redes sociales, con lo que se convertirán en la imagen pública más inmediata de la ceremonia, su proyección mediática y su escaparate más visible.

Una forma de contar con un photocall que se ajuste a las necesidades de un día tan especial es personalizarlo. Es decir, adaptarlo al tipo de boda que se va a celebrar, al carácter de los novios, a las características de las familias o la forma de ser de los amigos. La personalización de photocalls es una tendencia al alza y una forma original y divertida de darle un toque de distinción y también de originalidad al matrimonio. Y hay muchas formas de personalizarlo para sorprender a los invitados, animarlos a participar de la fiesta con sus fotos y, por qué no, a compartirlas en las redes sociales tras el paso por ese escenario temático que es el photocall. Algunas tendencias son estas:

Retro: es muy frecuente que el photocall adopte una estética vintage o retro. Imágenes de época, barbas, pelucas? Lo necesario para darle a las fotos un divertido estilo de otro tiempo.

Romántico: una estética que siempre está en auge es la romántica. Imágenes, textos y atrezo que conviertan las fotos de los invitados en un arrebato de romanticismo.

Histórico: tematizar el photocall en una época histórica concreta es una tendencia muy habitual. Es frecuente situarlo en la Edad Media, por su mezcla de estética romántica y aguerrida, pero también se sitúan en momentos como la Antigüedad clásica o la Belle Epoque.

Series de televisión o cine: Las películas y las series de televisión son motivos muy habituales en la personalización de eventos como las bodas. Y ahí ya entran los gustos de los novios y sus preferencias. Por ejemplo, la película Dirty dancing es fuente de motivos para la personalización, pero también otras como La Guerra de las Galaxias o Harry Potter. Y en cuestión de series televisivas, los títulos como Juego de tronos se llevan la palma.

Aficiones: Si los novios tienen alguna afición concreta, es habitual que se personalice la boda, y con ella el photocall, de acuerdo con esos intereses. Por ejemplo, si son moteros, la estética motera estará presente. Y si son seguidores de un equipo de fútbol, los colores y símbolos de su equipo del alma dominarán la escena.

Como se puede ver, la elección del photocall no es trivial. Puede conseguir que la boda tenga un plus de diversión y que la imagen que proyecte sea más sofisticada y original.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.