opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

LA COORDINACIÓN DE EQUIPOS EN LOS PROYECTOS DE REFORMA DE COCINAS

Toda obra de reforma en cualquier vivienda es una tarea compleja que requiere de una buena organización. En el caso de que la reforma sea en una cocina, ésta debe ser aún mejor, dados los distintos elementos que componen dicha obra de renovación.

Lo primero y más importante es que hay que tener muy claras las ideas en cuanto a todos los productos, materiales, elementos… con los que queremos componer nuestro nuevo espacio, es así con lo que debemos pensar siempre en contar con un buen asesoramiento previo para el diseño de todos esos elementos que configurarán nuestra cocina y en especial en lo que respecta al mobiliario.

Con todos esos elementos ya elegidos: alicatados, suelos, muebles de cocina con todos sus detalles bien indicados, electrodomésticos, mecanismos de electricidad (enchufes, interruptores, tomas,...) y sus posiciones,... es necesario tener una precisa documentación gráfica y técnica de todos estos elementos. Dicha documentación en forma de croquis, planos,... será fundamental para que el desarrollo de los trabajos de reforma: demoliciones, alicatados, enlucidos, colocación de falsos techos,... pueda llevarse a cabo de forma correcta.

¿Por qué es tan relevante definir con gran detalle mi cocina antes de empezar?

La respuesta a esta pregunta la tenemos ante la necesidad de que todos los elementos de los que hemos ido hablando estén correctamente ubicados y con las dimensiones precisas previamente a los trabajos, instalaciones y montajes que se llevarán a cabo al final de toda la reforma y que, en el caso de una estancia de la vivienda como es la cocina, siempre son los que están relacionados con la instalación final de los muebles de cocina, así como de otros elementos importantes como son: fregaderos, electrodomésticos, encimera, etc.

Esa precisión es muy importante para que la renovación de tu cocina sea todo un éxito ya que la indeterminación a lo largo de la obra podría conllevar problemas posteriores que implicarían desde el retraso en la finalización, tener que rehacer unidades de obra ya terminadas o incluso rehacer o desechar elementos como muebles, bancada,… por falta de detalle y precisión en los trabajos anteriormente realizados.

¿Cómo conseguir el éxito en la remodelación de mi cocina?

Como ya exponíamos en párrafo anterior, lo primero es tener muy claro lo que queremos, dado que la indefinición de partida es un “empezar con mal pie” una obra tan importante.

En segundo lugar es contar con la experiencia y profesionalidad que desde un estudio de cocinas pueden darte tanto en el diseño de toda la cocina como en la elección de todos los materiales.

En este sentido es trascendental el proceso de diseño de la cocina ya que implica una toma de datos inicial, con medidas precisas y representar después el espacio del que disponemos y las necesidades, deseos e ideas de nuestros clientes a través de alguna de las distintas aplicaciones de diseño de cocinas de las que se disponen hoy por hoy en el mercado. Con dichas herramientas informáticas podemos adaptar todas las variables de forma precisa tanto en el espacio como de las dimensiones de cada elemento que compondrán al final mobiliario de la cocina. Esta fase tiene aún más importancia cuando los clientes pueden contemplar de forma muy real y clara cómo quedará su futura cocina gracia a los módulos de renderización, 3d,... con los que cuentan muchos de estos programas de diseño, pudiendo llevarse a cabo modificaciones, variaciones y cambios… en los primeros esbozos del diseño.

Un tercer punto primordial en el desarrollo es la coordinación durante los trabajos de reforma, propiamente dichos. Es entonces cuando empiezan a participar en el proyecto de reforma la/s empresa/s que han de ejecutar las tareas de demolición, albañilería, revestimientos, fontanería, electricidad,… y debe tener todo su personal perfectamente claro, con la documentación aportada, no solo dónde se han de ubicar todos y cada uno de los elementos de la cocina: tomas eléctricas, desagües, tomas de agua,... sino, también, las alturas, anchos, profundidades... y en definitiva todas las medidas existentes entre elementos, que forma que han de ser precisos de cara al encaje final de todos los muebles de la cocina diseñada.

Es por tanto muy importante que durante los trabajos de obra –propiamente dichos- el propio personal que ha diseñado la cocina lleve a cabo un seguimiento de la obra y de dichos trabajos anteriores a la instalación del mobiliario en coordinación con el personal técnico y en obra de todas las empresas participantes de forma que pueda llevarse a cabo una correcta coordinación de la obra de reforma.

Por último, y no menos importante, es que la obra se entregue con una inspección y comprobación final de todos los elementos y, por supuesto, con una correcta puesta en marcha de electrodomésticos con el cliente. Es en ese momento en el que pueden resolverse dudas no solo respecto al funcionamiento sino también de tareas de mantenimiento, conservación y limpieza que los clientes deben realizar en su nueva cocina.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.