opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Enseñar español, ¡la mejor manera de viajar y vivir en el extranjero!

¿Sabías que el español es uno de los idiomas con más demanda en todo el mundo? ¡Así es! El español es el la segunda lengua en número de hablantes nativos en todo el planeta (472 millones de personas), es el segundo idioma de comunicación internacional después del inglés, y ocupa el tercer lugar como la lengua más utilizada en la red, según el último estudio del Instituto Cervantes.

Si siempre has soñado con viajar por el mundo, aquí tienes el medio para hacerlo: ¡enseña tu idioma! Actualmente el español vive su mejor momento, por lo que las oportunidades de trabajar en el extranjero son cada vez mayores y variadas; van desde obtener ingresos adicionales impartiendo clases particulares, hasta obtener un trabajo estable como profesor en una academia de idiomas en cualquier lugar del mundo. Una vez te prepares en la enseñanza de ELE (español como lengua extranjera), podrás elegir entre un abanico de alternativas laborales.

La más opción más popular es la de trabajar como profesor de ELE en una academia de idiomas. El aumento de la demanda por la enseñanza de idiomas a nivel internacional es una consecuencia de la globalización y la apertura mundial de mercados, lo que ha generado que el sector de las academias experimente un constante crecimiento. Las academias son empresas privadas y la mayoría están centradas en la enseñanza a adultos, aunque también algunas orientadas a la enseñanza infantil, o a la preparación de exámenes internacionales. Conseguir un trabajo como profesor de español en una academia significa en la mayoría de los casos contar con un contrato de trabajo y con una remuneración estable mes a mes. La mayoría de academias suelen exigir un certificado de enseñanza de ELE a los candidatos que opten por estas plazas de profesor de español.

Otra alternativa que suelen elegir muchos docentes de español son las clases particulares, que suelen realizarse en una cafetería, un restaurante, un bar, o en la residencia del estudiante. Las clases privadas generalmente son sesiones que van entre una hora y hora y media de duración. Como profesor particular puedes cobrar la tarifa por hora que consideres oportuno. La media de precio es entre 15 y 20€ / hora, aunque si el estudiante necesita preparación específica, los precios de las clases suelen ser más altos.

De otra parte, si lo que se busca es flexibilidad total, las clases virtuales son la mejor opción. Sus dos grandes ventajas es que las clases pueden ser impartidas desde cualquier lugar, y los costes, tanto de materiales como de desplazamientos, son mínimos. Cada vez hay más plataformas en línea que se pueden utilizar para realizar las clases por Internet, aunque las más asequibles son aquellas aplicaciones gratuitas de vídeo llamada, como por ejemplo Skype. Estas clases suelen ser individuales y ofrecen grandes ventajas, tanto para el profesor como para el estudiante, en términos de comodidad, flexibilidad horaria, plan de estudios personalizado, reducción de costes, y uso de las nuevas tecnologías.

Por otro lado, hay un programa ideal para los recién licenciados o estudiantes universitarios que están a punto de terminar su carrera, y es el de Auxiliares de conversación. Los auxiliares van a otros países a desempeñar funciones orientadas a reforzar las competencias orales en ELE de los alumnos, la práctica de conversación, y la enseñanza de la cultura de España. Este es un programa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el que los auxiliares de conversación españoles participantes adquieren experiencia en la enseñanza del español, a la vez que perfeccionan el conocimiento del idioma de países como Alemania, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Francia, Canadá, Austria, entre muchos otros.

También existen opciones para los más aventureros, y una de ellas es la de trabajar en los campamentos de verano. Previo a esta temporada, las convocatorias para profesores de ELE que también participen como monitores en campamentos suelen ser muchas y variadas; lo más importante es que a los candidatos les guste la enseñanza para niños, la aventura y la naturaleza.

Finalmente, hay otras alternativas para trabajar en la enseñar español en el extranjero, como por ejemplo trabajar como profesor en el sector empresarial, o en el de las ONG’s y asociaciones que realizan proyectos internacionales. Más de 21 millones de personas están estudiando español en todo el mundo y la cifra sigue creciendo, razón por la que el aprendizaje del español se está popularizando a nivel global, no sólo en destinos típicos como Estados Unidos, Francia, Alemania o Canadá, sino también en países como China, Japón, Filipinas, o India. ¡Tú podrás cumplir tu sueño de viajar por el mundo mientras trabajas enseñando tu idioma!

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.