opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

La situación de la energía solar fotovoltaica en España.

España es un país situado en un lugar estratégico privilegiado en cuanto a la cantidad de radiación solar que recibe y a las horas de sol al día. Comparado principalmente con el resto de países de la Unión Europea, los cuales la mayoría de ellos reciben la mitad de sol.
Sin embargo, desde hace años estos países aún recibiendo menos sol, ya están apostando firmemente en las energías renovables. En España falta hacer este paso, y dar facilidades a las personas y empresas para que puedan aprovechar la energía gratuita que proporciona el sol cada día.

Aun así, se ha multiplicado en los últimos años el número de instalaciones solares autónomos o de aislada en nuestro país, incluso sin recibir ayudas ni facilidades del gobierno actual que no está apoyando a las energías renovables a diferencia de los otros países europeos. Se han instalado por un lado kits solares autónomos o de aislada en lugares donde no disponen de energía de la red eléctrica. Estos kits son completamente legales y no tienen ningún tipo de penalización ni la van tener nunca ya que son completamente autónomas. En estas instalaciones solares autónomas, la energía generada en las placas fotovoltaicas se almacena en las baterías solares para que el usuario pueda hacer uso de la energía producida cuando la necesite. Gracias al inversor de corriente el cual convierta la electricidad continua de las baterías en electricidad alterna a 230V para poder conectar cualquier aparato eléctrico como en una vivienda normal.

Por otro lado, también se están instalando kits solares de autoconsumo, en los cuales la energía que se genera en las placas es consumida instantáneamente por los electrodomésticos y aparatos conectados en la casa en ese momento. Este tipo de instalación no requiere baterías y utiliza un inversor de red. En España es necesario que el inversor de red disponga de un inhibidor de red que evite que se vierta excedente de electricidad generada y que no sea aprovechada en la vivienda en ese momento. Por ejemplo, si se estuviesen generando en las placas solares 1000W pero los aparatos de la vivienda sólo necesitasen 600W en ese momento, los 400W restantes no se verterán a la red eléctrica ya que el inhibidor de red lo evitaría cumpliendo así el requisito de autoconsumo solar en España.

Aún con el crecimiento que ha tenido en España el sector solar gracias a la situación geográfica ideal, si el estado apoyase las energías renovables las instalaciones se amortizarían el doble de rápido que en el resto de países que ya están apostando por ellas. La energía solar es la opción necesaria para que las empresas de nuestro país sean más competitivas y puedan competir de igual a igual con empresas de otros países que ya se están beneficiando de ello. Así como para los particulares los cuales pueden tener un gran ahorro en su factura de la luz gracias al autoconsumo solar e incluso disponer de total autonomía eléctrica en sus casas y mejorar al fin y al cabo su calidad de vida y la de su familia. La energía solar fotovoltaica es el presente y el futuro para los particulares y las empresas de este país para estar al nivel del resto de Europa en ahorro en los costes de electricidad.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.