opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Descubrir una infidelidad

Se arregla más, trabaja hasta más tarde, ha descubierto de repente cuánto le apasiona ese nuevo hobby. Reclama su derecho a la privacidad y la intimidad.
O no hace ninguna de esas cosas y sin embargo notas que algo es sutilmente distinto. Y empiezas a preguntarte si habrá alguien. Porque ya lleváis mucho tiempo juntos. Porque ya no eres tan atractiva. Porque te estás quedando calvo y tienes barriga. Porque el día a día es aburrido. Porque los niños no os dejan ni un segundo de intimidad, o sí, pero cuando ya estás tremendamente cansado.

¿Habrá alguien? Puede ser, o no, pero no lo sabes y no puedes quitártelo de la cabeza. No, no hay nadie, qué tontería… pero ¿por qué no hago más que pensar en ello? ¿por qué no puedo tener la cabeza en otra cosa?
Si se ve reflejado en la situación descrita en los tres párrafos anteriores es que ha sobrepasado la línea roja. Esa que convierte un aparente pensamiento aislado y con poco sentido, simple fruto de la imaginación, en el germen de una obsesión que hará que su vida sea insoportable.

Ante esta situación tiene dos opciones: acudir al psicólogo o contratar un detective experto en infidelidades en Madrid. Lo primero será de inestimable ayuda para que su umbral de tolerancia ante la duda mejore. Lo segundo le hará saber la verdad.

¿Quiere engañarse a sí mismo? ¿Seguir compartiendo su vida, su tiempo y su dinero con alguien que le traiciona en lo más profundo, en lo más íntimo de su ser? Es su decisión pero tómela conociendo la realidad, y no basándose en una mera suposición o intuición.

Existen numerosísimos estudios sobre la infidelidad: causas, signos de atención, perfiles… posiblemente lo primero que usted haga sea buscar información en internet y tratar de encontrar similitudes con la situación que está viviendo. Pero usted ya ha sobrepasado la línea roja, recuérdelo, y todo lo que lea sólo hará que su incertidumbre crezca.

La presión de la olla aumenta. Porque hoy ha vuelto a llegar más tarde. Porque se ha puesto ese conjunto de lencería que le regalaste y no había usado en años. Porque siempre tiene el móvil cerca, pegado a la mano. Está claro, cada vez más claro. Es infiel. Me está engañando.

Y entonces comete el mayor error que se puede cometer. Ponerse la gabardina, el sombrero, y emular a Sherlock Holmes. Comienza a llamar a su pareja más de lo normal. Le envía mensajes casi constantemente, le pregunta dónde está a cada momento, en busca de contradicciones de cara al interrogatorio que ha preparado para después de la cena, una vez los niños se hayan acostado. Busca en el cajón de su ropa y en su armario. También en el coche en busca de pelo u horquillas ¿Habrá preservativos en la guantera? ¿Y en el bolso? Consulta los extractos bancarios y los gastos de la tarjeta, intenta acceder a su correo electrónico. Vuelve a buscar información e internet. Y deja rastro en el navegador.
Un día no puede soportarlo más y explota. Discuten, gritan, incluso espeta “¡voy a ponerte un detective!”. Y es ahí cuando, realmente, todo habrá terminado. Ya no tendrá ninguna posibilidad porque su pareja también buscará en internet cómo defenderse, y se convertirá en un experto.

Y usted ya había sobrepasado hace tiempo la línea roja, recuérdelo. Su incertidumbre sigue ahí, incluso ha aumentado. Pero ha jugado mal sus cartas y ahora sólo le queda la opción del psicólogo.

Un psicólogo no es un detective experto en infidelidades. Te da herramientas para controlar tus emociones, pero ninguna de esas herramientas es una cámara de video. Te enseña técnicas para relajarte cuando estás al límite, pero ninguna de esas técnicas consiste en hacer un seguimiento. Diagnostica, en suma, la causa de la inestabilidad, pero ese diagnóstico no incluye ninguna prueba fehaciente de la verdad.

Un detective experto en infidelidades en Madrid puede que no te libre del psicólogo, pero es seguro que sí lo hará de la traición que envuelve la esfera más íntima de tu existencia. Lo bueno que tiene conocer la verdad es que te permite hacer con ella lo que quieras. Es la verdad, la tienes en tu mano, y es irrefutable. Duele. Pero es la verdad.
¿Ha sobrepasado ya la línea roja? ¿Hace cuánto tiempo? ¿A qué espera entonces para contratar un detective experto en infidelidades en Madrid?

Pedro A. Pérez Navarro
Detective privado
www.detectivesmillenium.com

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.