opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Cuando el dron es tu enemigo

En la actualidad todos estamos familiarizados con la palabra DRON, artilugios presentes hasta en las jugueterías. Pero no hace muchos años, a la gran mayoría de nosotros hablar de un vehículo no tripulado diferente a un coche de radiocontrol, nos parecía una idea futurista y de ciencia ficción y creíamos que, su uso, solo sería para fines militares o científicas. Una vez más, un invento que inicialmente solo se iba a utilizar para fines muy concretos, ha llegado al sector civil para su explotación, su utilización está enfocada para trabajos de fotografía aérea, topografía, vigilancia, grabación de videos deportivos, supervisión de infraestructuras, etc. y la facilidad que tenemos hoy en día para adquirir un DRON para nosotros, no hay tienda de electrónica o juguetería que no ofrezca drones de todas las clases y precios. Pero al igual que se utilizan para estos cometidos lúdicos y profesionales, también están comenzando a utilizarse para cometer delitos. Cada día que pasa aumentan las bandas organizadas que utilizan estos aparatos para tráfico de drogas y tabaco, atentados con explosivos, espionaje, vigilancia de las patrullas fronterizas y de orden público, entre otras cosas.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las autoridades, es la dificultas en la detección de estos "cacharros" y los métodos existentes para su inutilización o derribo antes de cometer un delito o atentado. Hoy en día, la mayor parte de los drones utilizados son pequeños y se ven limitados por la corta duración de su batería pero, aun así, es necesario buscar maneras de detectar sus rutas de forma efectiva para saber que nos están sobrevolando o aproximando a una ubicación y, ante cualquier amenaza, poner en práctica algún sistema de contramedidas que evite que el dron consiga llegar a su objetivo y cumplir con su acción delictiva o atentado. Las tropas españolas y estadounidenses destinadas en Afganistán saben perfectamente lo que es recibir un ataque con drones “baratos” que se pueden comprar por internet y soportan cargas de hasta 5Kg, que pueden ser perfectamente explosivos. La solución sería un inhibidor contra drones.

¿Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia contra drones?

Consisten en un conjunto de elementos basados en inhibidores, para dificultar o bloquear la transmisión de señal por radiofrecuencia bloqueando las comunicaciones entre el dron y el telemando. Pero hay casos que el DRON es programado para que llegue a un punto geográfico, sin necesidad de ser teledirigido, en estos casos la señal que se debería inhibir es la señal de GPS para intentar desorientar a su sistema de navegación, e impedir así que llegue a su destino.
Todo esto es una teoría que parece muy sencilla, pero no lo es. Cada vez hay más fabricantes de drones, que utilizan diferentes bandas de frecuencia con las que operan (WiFi 2.4GHz, WiFi 5.8GHz, 3G, 4G, 900MHz,…), diferentes constelaciones satélite GNSS con las que se posicionan y navegan (GPS, GLONASS, BEIDOU, GALILEO,…), diferentes sensores para control del vuelo (altímetros, acelerómetros, ultrasonidos,…), etc. Todo esto complica el diseño de un sistema de inhibición de drones que sea efectivo en todos los casos.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.