opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Consejos sobre suelos de barro

Son muchos los tipos de barro que podemos encontrar en el mercado para la solería de nuestra casa, si van a poner un barro tengan siempre presente las siguientes cuestiones: el barro manual (el que está hecho a mano de manera artesanal) es el más indicado y el que le durará toda la vida; aunque al principio parece un poco áspero es cierto que con los tratamientos que se le realizan una vez colocados cambian notablemente su aspecto, quedándose más suaves al tacto y mucho más lustrosos.

Existen algunos fabricantes que están utilizando unos tratamientos por inmersión de las piezas antes de venderlas para que parezcan más agradables al tacto y con mejor terminación. ¡OJO!, debe tener mucho cuidado de no comprar nunca los barros que ya vienen tratados de fábrica, pues utilizan unos tratamientos "tapaporos" que al poco tiempo de ponerlos se empiezan a descascarillar por todos lados. Además al poner este tipo de barros pretratados las juntas quedan sin tratar, con lo cual van absorbiendo poco a poco toda la humedad del agua de la limpieza diara. Pueden ver más información sobre este y otros consejos sobre suelos de barro en: rustisur.net.

En esta web existen fotos de éste tipo de suelo que ha sido colocado con las piezas tratadas en fábrica antes de su colocación y se puede apreciar como al cabo de dos o tres años han perdido gran parte del barniz que traían, de esta forma parecen suelos manchados y les queda un aspecto de sucios. Otro de los problemas con este tipo de barros es que al utilizar unos productos que son muy fuertes y resistentes (en principìo) para las manchas, después es muy difícil de decapar, y aunque existen empresas que se dedican a la limpieza y tratamientos de suelos de barro, es cierto que se quedan muchas manchas que son prácticamente imposibles de decapar.

Una cosa está clara y es que los barros deben ser colocados en crudo, siempre el manual mejor que el mecánico, las juntas deben quedar siempre a ras de la losa, pues si las juntas están hundidas después será un suelo difícil de limpiar, ya que la suciedad se quedará entre las juntas. Para la lechada de las juntas no se deben utilizar tintes, ya que el barro es muy absorbente y lo puede manchar o dejar cercos en la losa. Lo mejor es hacerlo de la manera habitual con arena y cemento, ya que una vez colocada la solería y después con su tratamiento adecuado, se quedará todo el suelo completamente protegido y con un acabado natural.

Deben tener también mucho cuidado con la cantidad de productos que venden en el mercado para el tratamiento de los suelos de barro, vaya donde vaya siempre le dirán que ese producto es lo mejor y que su suelo quedará perfecto, nada más lejos de la realidad; deben asesorarse siempre por empresas especializadas en la limpieza y tratamiento de suelos de barro que tengan una dilatada experiencia. De esa forma tendrán unos suelos de barro perfectamente tratados y para toda la vida. Sólo la madera y el barro son capaces de tener las propiedades de calidez y belleza de una buena solería, con la gran ventaja de la resistencia y durabilidad que presenta el barro manual.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.