opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Cirugía podológica

A día de hoy algunos se impresionan cuando el podólogo les dice que para solucionar su problema (como por ejemplo un dedo en martillo) es necesaria una intervención quirúrgica en su pie, y que el mismo podólogo se la realizará. Es comprensible que esto ocurra , ya que todavía se asocia el podólogo a simples callistas, que lo único que hacen es quitar durezas, callos y cortar uñas. Cierto es que en la antigüedad eso era así, pero con el paso del tiempo los estudios de podología han ido evolucionando y el campo del podólogo es mucho mayor, e incluye el tratamiento del pie al completo, entre ellos la cirugía.

Para arrojar un poco de luz sobre el tema vamos a definir algunos conceptos:

¿Qué es la podología?

Rama de las ciencias de la salud que tiene por objeto el estudio y tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies, cuando dicho tratamiento no rebasa los límites de la cirugía menor.
El podólogo es un especialista calificado, a través de sus años de estudios y su entrenamiento, para el diagnóstico y tratamiento de diversas afecciones del pie y tobillo. Los profesionales podólogos tienen un amplio conocimiento en las ramas de la anatomía humana, fisiología, patofisiología, biomecánica del miembro inferior, radiología, farmacología, medicina general y cirugía.
...La posesión del diploma de podólogo facultará a sus titulares para, con plena autonomía, recibir directamente a los pacientes.
...Se autoriza a los podólogos para hacer uso con carácter autónomo de las instalaciones o equipos de radiodiagnóstico propios de su actividad en los límites del ejercicio profesional correspondiente a su título académico
...Se redefine la ley del medicamento en el BOE de España como únicos profesionales que pueden dar uso de la prescripción médica: el médico, odontólogo, podólogo y enfermero.

¿ Qué es la cirugía podológica?

Aquellas intervenciones que el podólogo realiza conforme a un conjunto de técnicas quirúrgicas sistematizadas, orientadas al tratamiento de ciertas afecciones y deformaciones de los pies, habitualmente bajo anestesia local y que no precisan ingreso hospitalario

¿Está capacitado legalmente el podólogo para realizar cirugía?

A día de hoy sí. La obtención del título de Grado en Podología (BOE 26 marzo 2009) capacita al podólogo para realizar cualquier intervención quirúrgica que se encuentre en pie y tobillo.

Una vez aclarado el marco legal, podemos decir tranquilamente que no hay ningún problema por el cual su podólogo pueda realizarle esa cirugía para corregir su problema de forma definitiva. De hecho sería el profesional más cualificado para ello ya que sus años de estudio se han centrado exclusivamente en el pie, y no en otras partes del cuerpo, como ocurre con otros profesionales que también podrían realizarle una cirugía en el pie (traumatólogos, cirujanos generales, etc...)

Normalmente las intervenciones quirúrgicas en el pie son con anestesia local y en régimen ambulatorio, es decir que no requieren de ingreso hospitalario y el paciente puede salir del quirófano andando por sus propios medios inmediatamente después de realizarse la cirugía. Exceptuando casos complejos en los que la cirugía requiere no apoyar, ya sea porque se han intervenido los dos pies a la vez o por una cirugía muy compleja. Quitando esos casos, el postoperatorio es libiano, el paciente puede hacer una vida casi normal (con algunas limitaciones), indoloro, y por lo general en 28 días se comienza la rehabilitación.

¿Existe la cirugía láser en el pie?

Cuando los pacientes preguntan si realizamos cirugía láser en el pie,normalmente se refieren a si operamos los juanetes y dedos en garra mediante láser. La respuesta es no. No existe la cirugía láser para corregir quirúrgicamente un hallux valgus. Simplemente es una técnica de marketing que utilizan algunos profesionales de la práctica privada para hacer más atractivos sus tratamientos quirúrgicos de juanetes. Lo que sí existe es la cirugía de mínima incisión (M.I.S) o cirugía percutánea del pie. Este tipo de cirugía permite la corrección quirúrgica de muchas patologías del pie mediante incisiones muy pequeñas en la piel (1 - 3 mm). Las ventajas son varias. Tener una cicatriz más pequeñita, un postoperatorio mucho más corto e indoloro.... . Pero bajo mi punto de vista no todo se puede operar mediante cirugía percutánea. Para tener un buen resultado, en determinados casos, es recomendable usar la técnica de cirugía abierta, que aunque la cicatriz sea mayor, el resultado final es mas fiable.

¿Por qué la gente tiene tanto miedo a operarse?

En el campo del pie, es cierto que existe un miedo generalizado a la cirugía. Los motivos son varios. Por un lado la fama que tiene de ser muy dolorosa. Cierto es que antiguamente (y desgraciadamente algunos hay todavía) las técnicas que se utilizaban eran muy agresivas, el daño en los tejidos y hueso era importante y cuando se pasaba la anestesia, el dolor era insoportable, el postoperatorio era largo y doloroso, de hasta 2 y 3 meses. Pero eso no ocurre hoy día, al menos en la cirugía podológica. Las técnicas están depuradas y se utilizan fármacos antiinflamatorios intraoperatorios que reducen el dolor en un 90%. Ya no es característico que un paciente recuerde el postoperatorio por lo doloroso que fue.
Otro de los motivos de tenerle miedo a la cirugía es el resultado final. Estamos en la misma situación que expliqué antes. Técnicas mal ejecutadas y obsoletas anteriormente usadas daban malos resultados. Los pacientes aveces quedaban peor de lo que estaban, y la mayoría tenían que ser reintervenidos, aveces hasta 3 y 4 veces. A día de hoy eso no ocurre (al menos en el campo de la cirugía podológica en la práctica privada). Cada paciente es estudiado detenidamente, se le realiza un estudio biomecánico informatizado de la marcha para detectar el problema causante de la deformidad que va a operarse, se estudia el caso entre varios profesionales y se determina la técnica adecuada.

Por otro lado decir que no todos los podólogos optan por la rama de la cirugía. Al igual que hay odontólogos especializados en ortodoncia y otros especializados en cirugía dental, en la podología está ocurriendo igual. Hay algunos que optan por la rama de la biomecanica y ortopodología,
y otros que optan por la rama de la cirugía (también hay quienes tocan ambas ramas). Esto es bueno que ocurra porque cuanto más especializado esté un profesional en su campo, mayor será el conocimiento del mismo. La medicina (y en concreto la podología) avanza a una gran velocidad, y requiere de profesionales formados en un campo muy específico, para dar soluciones a todas las patologías existentes. Cada vez hay más patologías que tienen soluciones menos traumáticas, indoloras, rápidas y efectivas y todo ello se lo debemos a la investigación.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.