opiniones, quejas y debate
La gente quiere opinar
BLOG

Campaña de prevención de la fobia a los ruidos en perros

Durante el verano, pasamos más tiempo al aire libre con nuestros perros , y también es el período del año con más fiestas y celebraciones en los que se superan los niveles de ruido a los que los animales están habituados.
En general , los perros detestan los ruidos fuertes ya que su oído está muy desarrollado y preparado para captar sonidos extremadamente agudos,siendo capaces de oír frecuencias imposibles de detectar para el ser humano así como percibir señales auditivas provenientes de fuentes situadas a una distancia relativamente grande. Necesitan que les transmitamos relajación y armonía usando una voz suave y tranquila para poder educarlos ,sobre todo durante el período de socialización del cachorro, el período más sensible de su desarrollo.

Es de vital importancia saber como gestionar su miedo a los ruidos de petardos, tan habituales en la época estival a modo de colofón de los festejos, para evitar que ésto tenga un impacto en la salud de nuestros mejores amigos los canes.
Un perro miedoso ante los ruidos fuertes es un perro que sufre, que tiende a agazaparse y esconderse (ó en otros casos a intentar escapar), que deja de comer para entrar en un estado de agitación psicomotora que puede llevarle a temblar, jadear, deambular ansiosamente, ladrar en exceso y pudiendo ocasionar otras molestias como defecar y orinar en la casa.
La prevención es muy importante,ya que si no actuamos previniendo que desarrollen de fobias a los ruidos, sus miedos pueden ir incrementándose paulatinamente, llegando a asociar su miedo a otras cosas, como por ejemplo a la lluvia, a los días nublados, etc, disminuyendo su calidad de vida.

Prevención del miedo a los ruidos.

Entre la tercera y la doceava semana, se produce el desarrollo de la socialización del cachorro.
Asociar el ruido con algo positivo como un juego ó un premio es la mejor manera de que no reaccione con intranquilidad y se distraiga, en ese momento es cuando deberíamos reproducir los sonidos (usando grabaciones de ruidos o fuegos artificiales) a bajo volumen e ir incrementándolo hasta niveles en los cuales el cachorro no pierda la tranquilidad.
Si a pesar de todo ésto, un cachorro sigue mostrando miedo, lo mejor es ponerlo en manos de un veterinario.

si tu perro ya tiene miedo a los ruidos...

La buena noticia es que éstos síntomas son reversibles usando las técnicas apropiadas.
Mantente a su lado cuando muestre miedo, no le riñas ni le reconfortes, pues podría ser contraproducente y esos miedos se afianzarían.
Ante todo mantente sereno y calmado, para que vea que no pasa nada, que es una actividad rutinaria que no entraña riesgo alguno . Intenta distraerlo con alguna actividad que sea de su interés para que pierda el foco del problema.
Prepara una zona segura si prevees algún evento ruidoso próximamente.

Si todo lo anterior no tiene efectos positivos en su mascota, visite a su veterinario.

Publica tu opinión sobre el artículo

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.